Buscar este blog

jueves, 16 de diciembre de 2010

La mentira como detonante evolutivo: el origen del ser humano

Esta historia que voy a contar trata de explicar un concreto salto evolutivo de excepcional importancia en nuestra propia evolución. Para explicarla usaré a dos protagonistas conceptuales que serán el homo sapiens neanderthalensis (en adelante neandertal) y el homo sapiens sapiens (o humano). Digo que son protagonistas conceptuales, porque, si bien es posible  que fuesen los verdaderos protagonistas de esta historia, también lo es que el salto fuese dado en otro punto de la linea evolutiva del homo sapiens. En cualquier caso pienso que, salvo detalles de mayor o menor importancia, es una historia verídica en lo esencial y como tal la voy a contar.

Veamos.

Cuando hablamos de la inteligencia, es común hacer un revuelto con todo lo que nos parece más humano (capacidad de abstracción, capacidad del lenguaje, capacidad lógica, capacidad artística ...) y a todo ello solemos meterlo en un paquete que llamamos pensamiento complejo y lo usamos como si la evolución nos lo hubiese dado todo de golpe y porrazo. O mas o menos.

Pero por la lógica de la selección natural, sabemos que no es así.

En esta historia partimos de la base de que el neandertal tenía ya gran parte del paquete, pero no todo. Es decir, tenían capacidad de abstracción o de conceptualización y tenían lenguaje capaz de comunicar tales conceptos. Tenían imaginación y probablemente capacidad artística. De sus antepasados animales heredaban lógicamente los instintos y todos los mecanismos necesarios para la convivencia en grupo o manada, la capacidad de establecer lazos afectivos y todas las consecuencias derivadas de las neuronas espejo recientemente descubiertas: capacidad de compasión, empatía etc.

La pregunta es ¿que les faltaba entonces del paquete llamado pensamiento complejo para ser como los humanos? La respuesta a esta pregunta es el punto central de esta tesis: les faltaba la capacidad de mentir.

Aqui debo abrir un parentesis y explicar a qué me refiero y en que consiste esa incapacidad.

La aparición del lenguaje y la de la abstracción siguió un camino evolutivo en común, de tal manera que el lenguaje era desde el principio un acto reflejo del pensamiento abstracto. Así, ellos podian decir "veo la montaña" porque realmente la veian. O podian decir "imagino un arbol" porque realmente lo imaginaban. Pero si imaginaban una cosa, no podián decir que la veían ni al contrario. Claro, cualquiera que me lea, que es humano, puede decir, ¿que clase de impedimento es ese si es tan fácil como decir que ves otra cosa de la que realmente ves?

No, no es tan fácil si lo paramos a mirar. Lo fácil es una conexión directa de lo que percibes con la abstracción que haces de ello (lo que te dices a tí de lo que ves) y a su vez una conexión directa de esto último a lo que dices con la boca o por los gestos. Bien visto, la mentira es un artefacto evolutivo altamente sofisticado que puentea y cruza cables en el sistema neuronal. Por esa razón tardó cientos de miles de años en progresar. Por eso y algo más que más adelante expondré.

En estas, el neandertal, que no miente, se hace amo y señor de la naturaleza por su capacidad de abstracción y de comunicación. No tiene competencia. Pero su capacidad de pensamiento y por tanto del lenguaje esta limitada por esa carencia. En su lenguaje no hay condicionales ni capacidad lógica: las cosas son como son, las vea yo o las vea el vecino cuando me la cuenta. No existe la duda si no es como mero parón instintivo para ver qué camino tomar (el mismo instinto de otros animales). Pero la duda como concepto no existe. Los conceptos confianza y desconfianza tampoco existen. Simplemente saben a qué atenerse porque las cosas son como son sin engaños: corren si ven al león. Ver al león y oír al de al lado decir que lo ha visto es la misma cosa y comporta la misma reacción. Todo se toma de forma absolutamente literal y no entienden las bromas ni la ironía. 

Por supuesto los propios conceptos de verdad y mentira les son asimismo totalmente desconocidos. No pueden ni imaginarlos. Su lenguaje es por tanto esencialmente descriptivo, imperativo y seguramente muy poco más. Si no hay duda no hay pregunta, interrogante ni especulación ninguna. 

La cuestión importante es que el mecanismo para la mentira no progresó hasta pasados unos 200.000 años del surgimiento del neandertal. Si miramos el tema desde el punto del éxito evolutivo, esa capacidad pienso que hubiese prosperado antes, pero no lo hizo por la siguiente razón, segundo punto clave de mi exposición: la mentira es tan exitosa como tendente al fracaso en el genero homo sapiens.

Veamos por qué. La capacidad de mentir tiene dos vertientes desde el punto de vista del éxito evolutivo: por un lado es extraordinariamente positiva: el que puede mentir actúa en franca ventaja del que no puede, por lo que se convierte en arma eficaz con respecto del enemigo (o la presa homo de la tribu rival que no sabe mentir). Pero ese éxito es de puertas para fuera. En relación con el grupo (tribu, manada) la cosa es muy distinta: el "estado de confianza" derivado de la incapacidad de mentir se rompe, provocando que el grupo se disgregue preso de la desconfianza. Esa separación rompe a su vez la posibilidad de avanzar en el camino del pensamiento abstracto y el lenguaje que requiere de sociedad estable. Pierde así la principal ventaja que el sapiens tiene con el lenguaje: la cooperación en grupo.

Resumiendo, el gen del lenguaje se torna incompatible con el gen de la mentira y en esa incompatibilidad, el del lenguaje va venciendo en los neandertales, mientras que el de la mentira se queda latente en grupúsculos de homos insociales que aparecen y desaparecen.

Pero como la naturaleza no se conforma, sigue en su empeño de deshacer ese nudo gordiano y se pregunta ¿es que de verdad es imposible dotar a un homo sapiens con los poderes de la mentira de cara a su supremacía con respecto a los demás homo sapiens incluidos los ingenuos neandertales, y a la vez conseguir la cohesión necesaria en su propio grupo para avanzar en la abstracción y el lenguaje?

Bueno, la naturaleza no se lo pregunta así, solo prueba y prueba y prueba ...

Y probando, encuentra la solución, todavía más sofisticada que el propio mecanismo de la mentira: a la capacidad de abstracción y lenguaje, junto con la de la mentira, le añade un ingrediente nuevo que hace compatibles a los anteriores (al menos suficientemente): ese artefacto consiste en el aparato moral.

Dicho artefacto tiene la singular propiedad de posibilitar la mentira a cambio de un precio en forma de "daño" emocional (similar a la sensación de peligro), pero, y esto es lo más importante, la intensidad de ese "daño" varía dependiendo del grado de afecto y confianza contraído con el destinatario de la falsa información usada como arma. En otras palabras, en los primeros humanos el aparato moral estaba directamente conectado a los mecanismos del afecto y los sentimientos instintivos de la confianza en el grupo. De esa manera, se mantenía intacta la ventaja evolutiva para arrollar otras especies sapiens (a las que vencían con mucha más capacidad de engaño) a la vez que se frenaba fuertemente la desventaja disgregadora de la desconfianza dentro del grupo.

En resumen, la moral suplió la incapacidad de mentir (necesaria para el progreso del lenguaje en sociedad) por la  fuerte sensación de riesgo que suponía hacerlo cuando mediaban lazos de confianza social.  

Y pues, así nació nuestra especie.

No sólo venimos del mono, como nos dijo Darwin, sino que !venimos del mono mentiroso!

Pero ahí no acabó todo. No todo es "malo" en esta historia (o no tanto). La aparición de la mentira, junto con la moral, aportó a nuestra abstracción nuevos conceptos y nuevas palabras y mecanismos mentales que dieron al humano una capacidad y proyección casi ilimitada en la naturaleza.

Para empezar la duda nació como concepto: ya se perdió la garantía de que lo que nos decían que pensaban era lo mismo de lo que pensaban. De un neandertal si la había, pero de un humano ya no. El humano, por decirlo así, había convertido su mente en una caja negra.

De la duda nació el condicional (If lógico) y de la sensación de prohibición que suponía mentir (freno emocional) nació el concepto de Mentira, Falso (False lógico) como lo que es incorrecto o malo.y como efecto contrapuesto, la obligatoriedad que suponía el no mentir  hizo nacer el concepto del deber junto con los conceptos (contrarios de los anteriores) de Verdad, verdadero (True lógico) ligado a lo correcto o bueno.

Como se puede ver, emergieron al plano consciente los elementos esenciales de la lógica que a la vez ponían el mecanismo necesario para combatir la propia mentira. La naturaleza, pues, nos puso el veneno y el antídoto a la vez. A la vez al asesino que se esconde tras la mentira y a Sherlock Holmes que la puede descubrir.

Es imposible en esta historia poner las inmensas repercusiones de tal "hallazgo" y que el lector a estas alturas ya supondrá: de la lógica surgió la capacidad de deducción por un lado y también la observación crítica, y de ellas la capacidad científica y tecnológica. Por otro lado, la moral derivó del concepto del deber los del compromiso , la confianza y la fe, que permitía la generación de reglas morales comunes al grupo, leyes, el Derecho, etc. Tampoco voy a extenderme en el por qué pormenorizado de tales derivaciones, simplemente concluir que esta secuencia de hechos dotó al ser humano de tan potentes herramientas intelectuales como para que en relativamente pocos años arrinconaran a toda competencia homo sapiens, incluidos los, hasta entonces reyes de la creación, los sinceros neandertales, dotados de comprensión, abstracción y rico lenguaje, pero que carecían del uso de razón por incapacidad de deducción y que reinaron durante 300.000 años.

Se dice que nosotros los humanos y los neandertales convivimos durante unos 5.000 años. El tiempo que tardamos en robarles el léxico, la cartera y arrinconarlos hasta echarlos al mar por Gibraltar. En 5000 años nos deshicimos de una especie dominante que lo fue durante cientos de miles de años.


Naturalmente esto no es más que una hipótesis novelada, pero las tres piezas genéticas básicas del rompecabezas, a saber, los genes responsables de nuestra capacidad de lenguaje, los genes responsables de nuestra capacidad de engañar con el lenguaje y los genes responsables de nuestra capacidad  moral como mecanismo de freno de los segundos, fueron los que encajaron definitivamente nuestra especie como la dominante en la naturaleza.

29 comentarios:

Mosky dijo...

Sin tener porqué centrarse en el ser humano Dawkins ya comentaba que los principales detonantes de la selección de un cerebro con capacidades cognitivas y de raciocinio desarrolladas eran la comunicación junto con la habilidad para crear escenarios mentales en los que uno mismo es representado.
Escenarios necesarios para cazar en grupo y por tanto habilidades desarrolladas en carnívoros con un intestino más pequeño, esto es importante, por la dificultad que entraña para un mamífero de tamaño medio irrigar efectivamente un cerebro desarrollado y un largo intestino de herbívoro.
Teniendo en cuenta que Dawkins también apuntaba (esto en el Gen Egoísta, lo anterior no recuerdo donde) que el origen de la comunicación "activa", al contrario de lo que suele darse por sentado, podría ser el engañar (el parecer más grande, más cojo o más venenoso de lo que realmente se es) una vez más no es nada nuevo el ser humano en el contexto animal.

Iñiguez dijo...

Mosky:

Es común en la naturaleza que se repitan las pautas. Gracias por comentar, un saludo.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

No entiendo muy bien a qué te refieres con "el gen de la mentira". Muchos animales pueden ENGAÑAR (o sea, hacer cosas con la intención de que otros tengan una creencia falsa). El lenguaje articulado multiplica la capacidad de engañar, pero no la crea. Por otro lado, no veo por qué la capacidad genética para el lenguaje articulado tendría que ser algo así como "incompatible" con la capacidad genética para engañar: al contrario, cuantas más cosas somos capaces de entender y decir, más mentiras podemos decir.

Iñiguez dijo...

No entiendo muy bien a qué te refieres con "el gen de la mentira". Muchos animales pueden ENGAÑAR (o sea, hacer cosas con la intención de que otros tengan una creencia falsa).

Yo pienso que no hay intención en esas, digamos actitudes engañosas: simplemente la naturaleza ha dotado de esas actitudes porque son provechosas para la supervivencia. la seta comenstible que toma forma de la mas venenosa no tiene "intencion" de engañar, sino que el que la ve se engaña y eso convierte a la mutación en exitosa. Lo mismo pasa con otros instintos animales como "hacerse el dormido".

El lenguaje articulado multiplica la capacidad de engañar, pero no la crea.El lenguaje articulado multiplica la capacidad de engañar, pero no la crea. Por otro lado, no veo por qué la capacidad genética para el lenguaje articulado tendría que ser algo así como "incompatible" con la capacidad genética para engañar: al contrario, cuantas más cosas somos capaces de entender y decir, más mentiras podemos decir.

La capacidad de "engaño", en sus distintas formas, en la naturaleza, aunque se da, no es necesario que se de. Solo se da cuando suponen ventaja.

Por ejemplo, se ha demostrado que los primates son incapaces de hacer pantomimas (si no recuerdo mal en un artículo que leí sobre las neuronas espejo), o sea fingir que hacen los que no hacen.

Mi hipótesis (que no deja de ser solo eso) es que la evolución del lenguaje, necesitó de la confianza necesaria para salir adelante, antes de que emergiera la capacidad de mentir (engañar con el lenguaje).

Iñiguez dijo...

Jesus:
mira lo que he encontrado:
http://miguelgraham.lamula.pe/2010/01/24/el-momento-en-que-aprendimos-a-mentir-autor-eduard-punset-24-enero-2010/

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Pues lo siento, pero las pruebas van más bien en sentido contrario:
http://www.sindioses.org/noticias/cuantasmentiras.html
http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1246
http://mx.selecciones.com/contenido/a2468_batallas-que-se-ganan-con-enganos
http://www.rtve.es/noticias/20090808/perro-animal-listo-puede-contar-hasta-cinco-entenderte-tambienenganarte/288369.shtml

Además, sigo sin ver qué quieres decir con lo del "gen de la mentira": para ser un gen que, según tú, ha fracasado, somos una especie que dice mogollón de mentiras

Iñiguez dijo...

Jesus:

¡no, no ha fracasado! Lo que digo es precisamente que ha triunfado y vaya que si ha triunfado!

A lo mejor "gen" no sea la forma mas correcta de expresarlo. En cualquier caso me refiero a la característica estructural de nuestra mente que nos permite pensar o percibir una cosa y decir que estamos pensando o percibiendo otra.

Me leeré los enlaces y te cuento.

Iñiguez dijo...

Jesus:

En los enlaces que pones aparecen distintas conductas instintivas que han triunfado en la evolución del animal. En mi opinión, el mono que toma una determinada conducta "de despiste" cuando es perseguido, en su mente no se le pasa "voy a poner cara de susto como si viniera el tigre y así mis perseguidores olvidan la persecución". Mas bien pienso que en su instinto está poner cara de susto como escapatoria de tales situaciones. Y la pone instintivamente. Como instintivamente tambien repite corportamientos, sean engañosos o no, que antes le aportó beneficios.

El animal no engaña, simplemente toma conductas que el instinto da como beneficiosas.

Pero la capacidad de lenguaje estructurado con su capacidad de abstracción es un artefacto nuevo en la naturaleza, y no es tan evidente que nazca "de fábrica" con la capacidad de la mentira, pienso yo.

La incapacidad de los primates de hacer pantomima sigue siendo a mi modo de ver un punto a tener en cuenta. Lei hace tiempo un estudio por parte del grupo italiano que descubrió las neuronas espejo, y los resultados eran concluyentes.

Jesús Zamora Bonilla dijo...

Íñiguez:
no pienses "todo lo que hace un animal es instintivo por definición". Un instinto es una pauta de acción fija e inmutable, y genéticamente determinada, de modo que todos los individuos de la especie lo hacen igual, lo que no es el caso de los ejemplos que te pongo. Si los mamíferos tuvieran que actuar sólo a base de instintos, no les haría falta un cerebro tan grande como el que tienen en comparación con el de un saltamontes. No hace falta tener pensamientos que se puedan expresar mediante un lenguaje articulado para tener estados cognitivos relativamente flexibles y complejos.
Sobre si el lenguaje "nace de fábrica" o no, pues me parece obvio que sí: es algo que los humanos estamos genéticamente predeterminados para desarrollar cuando recibimos los estímulos adecuados, y que no depende de la capacidad intelectual del individuo , salvo casos de subdesarrollo enfermizo (aprende la gramática alemana igual un alemán tontorrón que un ingeniero de Frankfurt), aunque luego cada uno lo utilice de forma distinta.
Lo de la "incapacidad de los primates para hacer una pantomima" me temo que es una frase que has leído en la entrada que pusiste, y que te ha gustado, pero va en contra de toda la evidencia que te he puesto yo.

Iñiguez dijo...

Creo que el término "pantomima" o "capacidad de pantomima" lo acuñaron los neurocientificos para explicar una concreta capacidad neuronal.

Marco Iacoboni, neurocientifico y divulgador, lo explica muy bien en su libro "las neuronas espejo" que fué donde lei por primera vez lo de la pantomima.

Lo mejor es que lo busques en Internet, porque yo no te lo voy a explicar mejor. El caso es que esa capacidad que, dicho mal y pronto, consiste en fingir "metiendote en el papel" no la tienen los primates salvo, no recuerdo bien, algun gran simio. No estoy seguro porque hace tiempo que lo lei.

Pero lo importante es que no es un mecanismo que viene de detras, sino que en la evolución es muy tardio y no tiene por qué darse en todos los sapiens ni de la misma forma avanzada que lo tenemos los humanos, es decir, trasladada del lenguaje gestual al hablado.

Si tengo tiempo, buscaré referencias al respecto para ponerlas aquí.

Iñiguez dijo...

Como aporte a la demostración de que la genética tiene mucho que decir para la capacidad de entender el engaño y por tanto tambien para engañar, traigo sacado de Wikipedia algunos sintomas del Sindrome de Asperger, trastorno mental genético:

Intentan hacer exactamente lo que las palabras le dicen. Si alguien le dice Coge a tu pareja para el próximo baile, entonces literalmente cogerán a su pareja en vez de entender que la frase significa "pide cortésmente a alguien que baile contigo".

Cuando una maestra pregunta a un niño con Asperger que ha olvidado su trabajo escolar «¿Qué pasa, tu perro se comió tu tarea?», el niño con Asperger permanecerá silencioso tratando de decidir si debe explicar a su maestra que él no tiene perro y que además los perros no comen papel. Esto es, el niño no comprende el sentido figurado de la pregunta o no puede inferir lo que la maestra quiere decir a partir de su tono de voz, postura o expresión facial.

Suelen ser crédulos e ingenuos.

Pueden no saber si otra persona bromea. Tienen dificultades para entender la ironía, el sarcasmo o la jerga.



Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_de_Asperger#cite_note-3

Iñiguez dijo...

Jesus:

Más sobre el mismo tema.

http://romeoasperger.blogspot.com/2009/08/los-asperger-pueden-mentir.html

Iñiguez dijo...

Jesús:
Encontré el libro que te dije de Marco Iacoboni esta en este enlace:

http://www.scribd.com/doc/30364775/Las-Neuronas-Espejo-Marco-Iacoboni

Luis Fdez. Navarro dijo...

Queridísimo Iñíguez,
Sin apartarme de ese gusto que compartimos por analizar la estructura de las teorías científicas y el lenguaje a través de la lógica, heredado de la filosofía analítica de Bertrand Russell y del positivismo lógico del Círculo de Viena, tus planteamientos me parecen muy sugerentes y me invitan a ponerlos en consonancia con los enfoques de la fenomenología. Esta escuela filosófica fundada por el alemán Edmund Husserl, y que probablemente conozcas, trata de explorar en la intencionalidad de las experiencias conscientes del ser humano, no solo describiéndolas, sino buscando las interrelaciones entre los distintos tipos de experiencia y los elementos que en ellas intervienen (lenguaje, cosa, reacción, sensación, etc). De este modo, todo aquello que no trate de ninguna otra cosa más que de ello mismo (una piedra, una mesa, un lápiz, …), deja de ser una experiencia.
Dicho esto, la mentira y la verdad son dos conceptos eje por los que giran tus argumentaciones. Pero, ¿qué es la verdad?. ¿La correspondencia entre la frase y el mundo, entre el lenguaje y los hechos, tal y como defiende la fenomenología?. Pudiera valer. ¿O tal vez, siguiendo la teoría de la coherencia, una frase es cierta si encaja con otras que consideramos ciertas?. Nos falta el enfoque deflacionista de la verdad, que dice que calificar una frase de cierta, es tan sólo una forma de secundar dicha frase. Cuando decimos “es verdad”, muchas veces es por no repetir lo que acabamos de escuchar. Recordemos también la dicotomía que encierra la siguiente frase: "Esta frase es falsa". Si la frase es cierta, es que es falsa y si es falsa, entonces es que es cierta.
Ahora tratemos de acercar esto a los monos, los sapiens y los Asperger de tus hipótesis. Tal vez nos aporte algo de luz. Ya me contarás.

Iñiguez dijo...

Querido Luis:

Es cierto que el tema de la verdad ha sido largamente debatido. Yo tras mucho pensar, entiendo que "verdad" puede referirse a tres:

1. La verdad objetiva, o sea, esa cosa que llamamos realidad independiente de nosotros y que nos es absolutamente inaccesible de forma directa.

2. La verdad lógica que es siempre condicional, como "si todos los hombres son mortales y Sócrates es hombre entonces Sócrates es mortal"

3. La verdad de "¡niño, dime la verdad, ¿te has comido el chocolate que estaba en la despensa?" Esa verdad es la correspondencia entre lo que tenemos "escrito" en nuestra memoria sobre nuestra experiencia y como lo "leemos" en voz alta. En el ejemplo, la madre dice realmente: "niño, rebusca en tu memoria todo lo relativo al chocolate que estaba en la despensa y pónmelo en palabras sin cambiar nada"

En mi historia novelada a modo de Génesis bíblico :), el neandertal no sabia mentir en ese tercer sentido. Lo que sacaba de sus percepciones y su memoria, lo escupía tal cual, sin cambio alguno. Cuestion que le sirvió para montar el lenguaje de una forma limitada pero sin sobresaltos. ¿paja mental? pueda ser, pero a mi me encajan bien las piezas. Lo bueno es que con las herramientas de la actual neurociencia y de la genética, es una hipótesis falseable, creo, a un plazo relativamente corto.

Iñiguez dijo...

Perdón, Luis, quise decir falsable donde dije falseable.

1. adj. Fil. Dicho de una proposición: Que puede ponerse a prueba y ser desmentida por los hechos o por un experimento adverso.

Iñiguez dijo...

Curiosa coincidencia: hay quien sostiene, siguiendo otros razonamientos, que los que tienen síndrome de Asperger (Aspies o autistas de alta capacidad) lo tienen heredados de nuestra hibridación con neandertales.

http://open.salon.com/blog/cloud_9/2009/08/22/are_aspies_and_autistics_descended_from_neanderthals

Iñiguez dijo...

Respuesta del admin del blog http://blog.rdos.net/ que tambien relaciona Aspies con Neandertales, al que le pedi leyera este artículo.



Lo he leido y merece la pena.

Hay ciertas complicaciones en lo relacionado con los Aspies y las mentiras. Una es, que algunos Aspies obviamente podrían mentir muy bien si lo tuviesen que hacer. Sin embargo, siendo sinceros, se trata de una predisposición en muchos de ellos, así que eso es correcto.

Creo que mentir es un rasgo que puede fácilmente desarrollarse en grupos sociales superpuestos, como los de los neurotípicos. Después de que la mentira evoluciona, los que tratan de burlar el castigo también lo hacen, y así el círculo se repite (continúa).

Los Aspies no evolucionaron en las estructuras sociales superpuestas, pero están bien adaptados a grupos cerrados, y la detección de la mentira y el engaño ahí no tiene lugar. Si mientes, serás expulsado, lo que acabará a menudo en muerte, así que este rasgo nunca se daría en Aspies/Neanderthals.

La ironía y el sarcasmo no cabe en esta forma de pensar. La incapacidad de los Aspies para detectar la ironía o el sarcasmo no está basada en una preferencia por la verdad, sino que más bien se debe a la incapacidad para leer pistas no verbales. Más interesante aún es el que a algunos Aspies les encante la ironía y el sarcasmo. Así que no, esto no está relacionado.

Anónimo dijo...

El gato se eriza para parecer más gde, bueno como no tiene conciencia no puede mentir (o si la tiene en pequeño grado?). Para que hablar de los chimpances bonobos, sospecho que muchas estratagemas de las hembras ahí tienen que ver con la mentira y el engaño casi tal cual como la entendemos nosotros. Ahora fuera de lo analítico y hablando desde las entrañas yo tb alguna vez sospeché q el hombre primitivo era más "puro", más apegado a sus sentidos, más ingenuo, como la gente del campo profundo. La invención no es una forma de mentira ? desapegarse de lo estrictamente existente para hacer un espacio en la realidad "natural" a un objeto que antes no existía. Gracias por las reflexiones.

José Manuel dijo...

No. El quid de la cuestión está en comprender cómo aprehendemos un comunicado queriendo decir lo contrario de lo que decimos.

Por supuesto que los animales mienten o utilizan la mentira como arma evolutiva para mejorar sus expectativas de supervivencia.

Ahora bien, no pueden REALIZAR un comunicado queriendo decir lo contrario y que el receptor lo asimile tal cual. Esa secuencia nos diferencia del resto de los animales.-

Iñiguez dijo...

Los "engaños" en la naturaleza, son constantes, como es lo normal si atendemos a la lógica de la selección natural. El insecto se "disfraza" de palo para esconderse entre las ramas y el pez "se pinta" un gran ojo en la cola, para aparentar lo que no es.
.
De lo que se trata aquí, es de diferenciar los distintos engaños según el grado de consciencia. La mentira (o sea, decir que recordamos, pensamos o vemos otra cosa distinta de lo que realmente recordamos, pensamos o vemos) es a mi modo de ver el más sofisticado tipo de engaño, ya que requiere antes algo a su vez muy sofisticado: el lenguaje. Mi tesis es que no es una capacidad (la de mentir) que venga de regalo con el lenguaje, sino que requirió un largo tiempo de evolución donde fueron necesarios contrapesos.

Tengamos en cuenta que una hipotética sociedad de seres que mienten arbitrariamente sin contrapeso alguno, es una sociedad "confusa" incapaz de desarrollar un lenguaje coherente.

Bueno. al menos esa es mi teoría.
Saludos, Jose Manuel, gracias por intervenir.

Emilio Suarez dijo...

A lo concreto de sus comentarios, pero puedo calificarlo como exelente, la manipulacion mental es un arma eficaz que realmente puso fuera a Nuestros hermanos neardentales,la realidad de hoy explica muy bien ese proceso, donde los gobiernos, las instituciones y las personas comunes mienten constantemente como metodo manipulativo de situaciones.

Anónimo dijo...

me ha parecido interesantísima tanto la entrada como el posterior debate. Les felicito a todos y les agradezco compartan sus conocimientos.
mitxel

Iñiguez dijo...

Gracias por el comentario, Emilio, muy amable.

Iñiguez dijo...

Me agrada muchísimo que te agrade, Mitxel. Un saludo muy cordial.

Anónimo dijo...

Interesante debate, Ińaki , cada Dia me sorprendes mas
Abrazos
antonio

Iñiguez dijo...

Gracias Antonio.Abrazos.

chefcarlos dijo...

Hola a todos los Sapiens, os pregunto: Son lo que sufren Aspergers Sindrome y Autismo , Neardentales modernos?, como es que se explica la necesidad de un orden una rutina una idea de la relatividad, invento de la mas sofisticada tecnologia(computadoras), una Monalisa. Como es possible que la mayoria de los que sufren del sindrome de Savant son autista o Aspi? Como es possible que la mayoria de los Sapiens sean los anarquistas y criminales? . Como es possible asegurar que la mentira es el pedestal mas alto a lograr en orden de ser mas humanos? Yo mientras tanto seguire siendo un H Neadental . Gracias por hacernos menos humanos.

Iñiguez dijo...

Yo no hago menos humano a nadie, amigo, el humano es como es con independencia de lo que yo diga.

En ningún momento he afirmado que existan neanthertales modernos y de hecho el tema de los aspies aparece en el arículo como un ejemplo aproximado y lo añadí después de que surgiera el tema en los posteriores comentarios.

Mucho menos he afirmado que la mentira "es el pedestal mas alto a lograr"

Pero es un hecho que el ser humano es capaz de mentir y yo sólo expongo una hipótesis de cómo, por qué y con qué consecuencias se introdujo esa capacidad en el proceso de la evolución.

Datos personales

Mi foto

Programata de la la zona de Brunete, Madrid, Castilla, España, Europa y el mundo que está en los Cielos.